EXPLORA EL REFUGIO

La Masía Can Figueres

La Masía Can Figueres está situada en la montaña de Begas, un pequeño pueblo de la comarca del Bajo Llobregat, cerca de Barcelona. Es un lugar perfecto para nuestro refugio, ya que está rodeado de naturaleza, tiene una gran cantidad de caminos por los que pasear con nuestros perros y, sobre todo, es un lugar muy tranquilo.

El refugio de l’Associació d’Amor als Animals Maria Adam tiene distintos espacios pensados para todos y cada uno de los animales que viven en él.

Nuestro santuario

Antes de nada queremos hablarte de nuestro santuario, así llamamos al espacio destinado a cuidar a todas las mascotas que viven en nuestro refugio y no están en adopción. Hace ya bastante tiempo que decidimos crear nuestro santuario, y lo hicimos porque creemos que después de tantos años viviendo en nuestra asociación, lo mejor para nuestras mascotas es seguir con nosotros.

Nos encanta poder adoptar a animales mayores pero en algunos casos, dependiendo de su carácter, comportamiento, etc. creemos que es más beneficiosos para ellos no cambiar de entorno.

En el caso de los gatos, además, sabemos que aquí gozan de una tranquilidad y libertad absolutas, por lo que normalmente solo adoptamos a los cachorros.

¡Visita nuestro refugio y entenderás el porqué de nuestro santuario!

Nuestros perros

Actualmente tenemos cinco zonas separadas para nuestros perros. Lo hacemos así para que haya menos perros en cada cercado, consiguiendo así que puedan vivir más tranquilos y relajados.

Las zonas para perros de nuestro refugio están pensadas y organizadas teniendo en cuenta los diferentes caracteres de cada uno de nuestras mascotas. Además, para mejorar la relación ente ellos rotamos de compañeros cada cierto tiempo, así mejoramos la capacidad de sociabilización de nuestros perros.

Dentro de estas zonas tenemos un espacio específico para los perros bajo tratamiento médico, y que no pueden estar acompañados de otros animales. Esto nos permite tenerlos más vigilados y controlar mejor su evolución. Ocurre lo mismo con aquellos perros que, por desgracia, han llegado a nuestro refugio con algún trauma o problema de conducta.

Nuestros gatos

La zona de gatos es un espacio pensado para que puedan vivir en calma y armonía. Este espacio lo encontrarás justo en la entrada de la Masía, y lo más probable es que os reciban unos cuantos de nuestros felinos cuando abráis la puerta del refugio.

La gran mayoría de nuestros gatos pertenecen a nuestro santuario, es decir, que no están en adopción. En el refugio tienen todo el cariño y amor que se les puede dar, además de tener muchísimo espacio para correr y jugar con otros gatos. Por eso, preferimos que los gatos adultos sigan estando en la asociación junto a sus fieles compañeros.

Los que sí están en adopción son los gatos jóvenes, ya que están menos acostumbrados al entorno y, lógicamente, también lo están las camadas de cachorros que recibimos de vez en cuando.

Si vienes a visitarnos, no puedes dejar pasar la oportunidad de estar con nuestros gatos.

Paseos y zonas de juegos

El refugio está rodeado de caminos espectaculares para pasear con nuestros perros, pero como no podemos hacerlo durante todo el día, tenemos varias zonas de juegos y pipicans para nuestras mascotas.

A lo largo del día todos nuestros perros salen de paseo pero, además, tienen muchos ratos en los que están en nuestras zonas de juegos en pequeños grupos. Estos espacios son perfectos para mejorar su sociabilización, les permite jugar y divertirse con otros perros, así como conocer mejor al resto de sus compañeros.

Por otro lado, las zonas de juegos y pipicans son los espacios perfectos para que los niños jueguen con nuestros perros, ya que son las únicas zonas en las que pueden estar sin correa.

¡Mucho más que un refugio!

Como ya habrás podido comprobar, no somos una protectora ni un refugio de animales al uso. Nuestra asociación es un espacio de amor incondicional a todos y cada uno de los animales de este mundo. Por eso, nuestra casa también es el hogar de varios caballos, ovejas, conejos, asnos e, incluso, ¡dos cerdos!

La Masia Can Figueres es un lugar de acogida de todos aquellos animales y personas que lo necesiten o que lo deseen, así que solo nos queda por decir… ¡Bienvenidos!

¡DESCÚBRELO!